Menu
Actualidad

Seguimiento del parkinson mediante sensores en la muñeca

La enfermedad de Parkinson (EP) carece de medidas sensibles, objetivas y fiables para la progresión y la respuesta de la enfermedad. Esto presenta un desafío para los ensayos clínicos dada la naturaleza multifacética y fluctuante de los síntomas de la enfermedad. Las innovaciones en la salud digital y los sensores portátiles prometen medir con mayor precisión los aspectos funcionales y el bienestar del paciente. Un estudio reciente de Verily Life Sciences presenta los resultados de un examen motor basado en un reloj inteligente que pretende acelerar el desarrollo y la evaluación de terapias para el Parkinson.

Los smartwatches cuentan ya con cerca de 500 millones de usuarios activos, lo que permite un seguimiento longitudinal y multimodal de la salud a una escala sin precedentes. En particular, los biomarcadores digitales y las evaluaciones de resultados clínicos pueden mejorar las evaluaciones cualitativas de afecciones como la enfermedad de Parkinson. Un equipo de Verily (anteriormente Google Life Sciences) desarrolló y validó un examen motor basado en un reloj inteligente para el Parkinson que es concordante con las calificaciones estándar de la gravedad de la enfermedad, responde a los efectos de la medicación y es confiable a través de mediciones repetidas. Un examen motor virtual podría complementar las visitas a la clínica y las estrategias de monitorización pasiva para obtener información más precisa para el tratamiento del Parkinson. Los desafíos restantes incluyen la integración de los flujos de datos a través de técnicas de monitoreo complementarias y la alineación de las mediciones digitales con los resultados más significativos para los pacientes.

Co-patrocinado por Verily, el Proyecto Personalizado de Parkinson (PPP, por sus siglas en inglés) es un estudio prospectivo de un solo centro de pacientes con EP en etapa temprana en los Países Bajos. Los participantes son monitoreados en intervalos de 4 meses a través de evaluaciones clínicas en el lugar y continuamente a través del Verily Study Watch. Usando los datos del acelerómetro del Reloj de Estudio, los autores desarrollaron un examen motor virtual de la EP (PD-VME) que consiste en ocho tareas autoguiadas. Cada tarea corresponde a elementos del examen de la Sociedad de Trastornos del Movimiento-Escala Unificada de Calificación de la Enfermedad de Parkinson (MDS-UPDRS, por sus siglas en inglés) Parte III, actualmente el “estándar de oro” para la evaluación motora de la EP.

En total, 370 participantes registraron 22.668 exámenes virtuales durante 70 semanas.

Aunque se necesita una base sólida de pruebas sobre la utilidad clínica para la aprobación reglamentaria y la aceptación comercial, se puede afirmar que en comparación con los exámenes en la clínica, los exámenes virtuales ofrecen un monitoreo más frecuente y conveniente en ambientes de vida naturales. En este escenario los exámenes virtuales pueden representar una buena sinergia con la monitorización pasiva.

La investigación futura también podría integrar medidas de otros sensores, como micrófonos para el habla, grabaciones de vídeo para la expresión facial y plantillas para la inestabilidad postural 

El listón está muy alto. Pero con la investigación y la validación adecuadas, los sensores remotos podrían ofrecer pronto un conjunto de herramientas más potente y preciso para estudiar esta devastadora enfermedad.

Fuente: Watching Parkinson’s disease with wrist-based sensors (NPJ Digital Medicice)

,
  TOP